Las pequeñas historias de una gran tierra, mi Colombia querida

ELPAÍS.com

noticia

Bibliotecas de cuatro patas

Los cuy, pequeños animales mitad ratón, mitad conejo que parecen salidos del mundo mágico de García Márquez, me hicieron detenerme en el lateral de una iglesia de Bogotá. Había montado un juego. Apuestas por un color de los que hay en el suelo y el animal tiene que entrar en ese color. Imposible acertar. Son más listos que el hambre. A pocos metros, tras una puerta pequeña aguarda uno de los retablos más impresionantes imaginables. Se encuentra en la iglesia de San Francisco, a la que acuden cientos de feligreses a diario. Pese a no ser día festivo, los bancos se encontraban abarrotados de gente rezando.

ver contenido en ELPAÍS.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.